En la vida hay amores que nunca cambian.

Amar a los niños me ha transformado. Ha cambiado mi vida. Este amor hacia ellos y la película “Sexto Sentido” provocaron en mí un cambio tan grande que decidí convertirme en psicóloga infantil para poder ayudarlos. El trabajo del personaje “Dr. Malcom Crowe”, quien asiste a un niño de nueve años con alucinaciones, fue quién me inspiró a conocer más sobre esta profesión. Un mundo desconocido a mis dieciséis años.  Provocó una transformación tan grande en mí que de repente anhelaba ayudarlos a tener una mejor infancia, a que fueran felices y encontrarán las herramientas y fortalezas para salir adelante de las dificultades.

 

Los niños siempre me han gustado. Muchos años preferí  jugar con ellos, sacar a mi “niña interior” y divertirme antes que ir con los adultos y hablar con ellos.

Soy una persona alegre, enérgica, divertida, curiosa. Me encanta jugar y reírme. De niña fui tímida y me avergonzaba conocer gente nueva. Cuando estaba con mis amigos y mis hermanas tenía la confianza de ser yo y de pasar un rato ameno con ellos. Yo no era una niña “normal”. ¿A qué me refiero con esto? No me gustaba jugar con las muñecas, me aburría, solo me gustaba peinarlas. No era muy femenina, ni presumida. Me gustaba hacer puzles y deportes, sobretodo el baloncesto, por lo que me gustaba la ropa deportiva. Fui una niña feliz, siempre me aceptaron como era y no intentaban cambiarme. Mi infancia fue muy linda, con mucho apoyo y amor de mis padres y mis hermanas. Siempre dispuse de un abrazo cuando más lo necesitaba, una caricia y un beso. Gracias a esta experiencia, además del anhelo de estar en contacto con niños, fue que germinó el sueño de mi vida:  tener una consulta de psicología infantil.

 

Durante el 2004, inicié prácticas profesionales y universitarias, con distintos grupos de población, sobretodo de niños.  Más tarde, en 2009 emigré a Madrid, una ciudad que me cautivó desde siempre. Vine a estudiar un master de Psico-oncología en la Universidad Complutense, fue una de las experiencias más fuertes y satisfactorias que he vivido. Estuve en contacto con niños y adolescentes en la unidad de oncología. Ellos cambiaron mi vida y mi corazón. A partir de esa experiencia y del libro “Dibs en busca del yo” de Virginia Axline, decidí formarme en Terapia Gestalt y en Terapia de Juego (más conocido como Play Therapy). Ambas formaciones me han dado herramientas para poder apoyar a los niños, adolescentes y a sus familias actualmente.

Finalmente en septiembre del 2013, mi sueño se cumplió. Abrí mi consulta privada de psicología infantil y terapia de juego. Gracias al apoyo de mi familia, mi pareja y mis seres queridos lo pude lograr.

Mi trabajo es único y diferente y lo realizo a través del juego y de la palabra.

Creo en el bienestar emocional y en el la bondad del ser humano.

Considero al ser humano como único e irrepetible, confío en la tendencia innata a poder cambiar (la autorrealización) y me centro en lo positivo de la persona y no en lo patológico.

La relación que creo con el niño o adolescente es terapéutica, centrándome en el aquí y ahora y provocando cambios en el contacto con el otro y con su mundo.

Les doy la oportunidad de:

  • aprender a relacionarse con otros
  • encontrar soluciones a sus problemáticas
  • conocer sus emociones y sensaciones
  • gestionar sus emociones y sensaciones
  • cambiar conductas destructivas
  • expresar sus ansiedades
  • sentirse cómodos en un espacio seguro
  • expresar de manera no amenazante dilemas internos que muchas veces cuesta manifestar verbalmente
  • utilizar la creatividad y la imaginación
  • expresar concreta y simbólicamente las experiencias
  • tener su propio ritmo en la vida
  • desarrollar su inteligencia

Ahora bien, el trabajo con los adolescentes se basa en la palabra,pero en ocasiones se utiliza el juego. De esta manera es que ellos pueden expresar emociones, situaciones, dificultades, que no logran verbalmente.

Por lo tanto, querido lector, si eres un padre, mi objetivo no es juzgarte ni centrarme en lo que has “hecho mal” con la educación de tu hijo. Al contrario, te escucharé y comprenderé, entre ambos apoyaremos a tu hijo encontrando nuevas maneras de acción y herramientas para quelogre un bienestar interno. Hablaré con los profesores si consideras que es importante para que tu hijo mejore y tendré sesiones una vez al mes contigo para que me puedas contar tus preocupaciones. Encontrarás en el blog información sobre temas que puedan interesarte acerca del desarrollo infantil, de emociones y de cómo mejorar situaciones en casa.

Si eres adolescente/joven, mi objetivo es escuchartey apoyarte para que puedas encontrar en ti las herramientas que necesitas para salir adelante, para cambiar lo que deseas o para estar mejor contigo mismo.  Tú tienes el control de tu vida y yo solo te acompañaré en el camino.

La ansiedad es lo que más está afectando a los chicos estos días. La sociedad en la que vivimos es caótica y crea en nosotros inseguridades, sobretodo del futuro. Aquí te dejo más información acerca de la ansiedad y los ataques de pánico.Un miércoles al mes encontrarás posts acerca de la ansiedad o de temas como la depresión, autoestima, entre otros que puedan interesarte.

Mi pasión como terapeuta es poder ayudar a niños y adolescentes a fortificar las raíces que tienen en este mundo para que cuando se sientan listos puedan volar libremente hacia donde su corazón los lleve.

Tu Essentia es lo más importante. Eres único y especial.  Permítete estar mejor y mucho más feliz, aquí te estaré esperando para cuando estés listo.

 

 

Teléfono 917 375 308
Calle Velázquez 15, 1º derecha. 28001.
Madrid, España
banner 7

¡No esperes más!

Revisa tu email y confirma tu suscripción